Declaran mártir a Juan Alonso, asturiano muerto en Guatemala

Grupos militares asesinaron al misionero allerano tras negarse a dejar el país centroamericano
El misionero asturiano Juan Alonso Fernández (Cuérigo, Aller, 1933-Guatemala, 1981) es uno de los tres religiosos cuyo martirio acaba de ser reconocido por la Santa Sede, motivo por el cual será elevado a los altares próximamente.
El papa Francisco ha firmado el decreto que reconoce la muerte por la fe de tres miembros españoles del Sagrado Corazón de Jesús y de otros siete compañeros laicos asesinados en Guatemala entre 1980 y 1991, durante la guerra civil, por grupos de militares. Todos ellos serán beatificados sin necesidad de acreditar ningún milagro. Juan Alonso Fernández llegó en 1960 a El Quiché. A pesar de que se le insistió en dejar el país debido a la persecución de los sacerdotes, prefirió quedarse. En noviembre de 1981 fue detenido, torturado y asesinado en La Barranca.
Francisco también firmó el decreto de martirio de otros tres sacerdotes de la Orden de los Capuchinos, entre ellos José Doménech Bonet, asesinados «por odio a la fe» en el periodo comprendido entre el 24 de julio y el 6 de agosto de 1936, durante la Guerra Civil española.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *