RECUERDOS DE ANTIGUOS VECINOS DEL PUEBLU -por Alfredo del Pozo -abril 2012

ALFREDO DEL POZO Y ALGUNOS BREVES RECUERDOS DE ANTIGUOS VECINOS
ABRIL 2012

A lo relatado sobre las personas mencionadas en el escrito del 2003, se me ocurre que podríamos agregar, lo narrado seguidamente.

Quizá mis neuronas comiencen a deteriorarse, razón por la que desconozco o se me olvidan muchos detalles.

Juan Mationes sino me equivoco un detalle en que entraba en casa de Nazarena diciendo: “Echame un curtiu ” y que alguien le susurraba: ¿quiés la encorrumpinéu?”
La respuesta era: !Qué saber!

Emilio Zapatero, sólo puedo decir que era de Felechosa, y el arreglo de zapatos lo hacía en un local al lado de casa Colasin y de casa Olvido frente al edificio de Corsino donde hoy está el “MAXI-PRIX”

Pepe Lobo, solían llamarle Pepe el vinatero que tenía su almacén en el bajo del edificio colateral de la casa D. Luis y frente a la Panera, Se puede asegurar que al mediodía se formaban tertulias en tanto se ingerían campanos de vino de calidad excelente, entre los contertulios no faltaban Dionisio Baizán, Pepe el de Lena, Juan Antonio el Ferreru, etc.

Pepe Zapatero, si no me equivoco este señor era oriundo de Galicia y su primer taller de zapatería fue instalado en la Barraca en el local de la casa donde residía Josefa la de Alfredo con sus hijos Anita, Valentín, Tino y Cuca (también llamado Fredín Rana por su afición al buceo de truchas)
Allí también había tertulias y recuerdo que se comentaba mucho sobre la II Guerra Mundial, siendo uno de los protagonistas, el mejor pescador de truchas a mano, Santiago Hevia.
Después Pepe se trasladó a la casa de Ignacio Huerta, frente al Urogallo y penúltimo del Pueblo de Casa Prieto frente al parado con nogales de Miguelín de Santibañez. En la Barraca creo coincidió con Faustino el Carpintero, Lourdes la Madreñera (madre de Araceli, profesora fallecida recientemente) y de Coloma, residente en Madrid. También residían frente a la zapatería Edelmira y Alejo – Padres de Juanín (misionero asesinado en Guatemala), Pepin y Arcadio, quienes junto con Lorenzo el carpintero, Cucu, Araceli, Coloma, y alguno más también formaban tertulias “caleciendo” en un fuego encendido con la leña cedida por el hijo de Faustino.

Santiago, hijo de Domingo, monaguillo de Don Pablo, párroco de Santibañez, se puede agregar a lo referido el detalle de la respuesta que dio cuando llegó a Collanzo procedente del hospital Silicosis- Oviedo al preguntarle por su estado de salud, respondió así: “ Paséles gordes porque fixiorenme una “zagayá” tan grande y doloría que casi me muero de dolores”. Parece ser se tratabase de una biopsia en el hígado.
Sobre el 1940-41 se administraban primeras comuniones y a las que se presentaban, entre otros, Guillermín de Pacita y Alfredo del Pozo, preparados por la catequista Carmina la de Prieto. Pues bien, Santiago aconsejó a estos dos niños que antes de confesar “echasen cagamentos” lo cual se habría aceptado y llevado a cabo, si antes él mismo no hubiera dicho que desistieran, Ese día los citados comulgantes fueron agasajados con “castañes mayuques” por Panchita, residente en las proximidades de la iglesia, al lado de casa Paco Alegre, el sastre.

José Antonio Montes, hijo de Genaro, vecino de Cuérigo, al lado de la Casona en la que prestaba servicios.
Posteriormente se trasladaron a Collanzo fijando su residencia en casa Javiela, situada en la plaza, casa en la que anteriormente vivió la familia del taxista Castelo, su esposa Maruchi Zapico e hijos. A José Antonio se le veía diariamente con Josefín el de llamas, ventados ambos en un banco sito sobre la acera e la casa donde Pepe Lobo tenía la almacén de vinos, ambos reían mucho cuando se les narraba un chiste.

Vicente Valdevenero hijo de Angelón y hermano de José, y el famoso Jesús Valdevenero el de la dentadura aurífera . Esto es lo que añadiremos a lo ya escrito. Esta familia ha sufrido lo indecible, ya que Jesús era lo que entonces se nominaba “un fugau del monte” o sea, un maquis, del que se van escuchando historias espeluznantes, como la referente a la finca “Cabacheros” situada más arriba de Cuevas.
Se trata de un prado con un establo y una cabaña en la que “guarecía el fugau” quien según se rumoreaba, fue rodeado por soldados españoles y “moros”, los cuales le invitan a que se rinda y entregue lo que acepta saliendo bruscamente de la cabaña con un Viva España, y evadirse ante el estupor e impotencia de los militares.
También se cuenta que huyó hacia Peñamea donde, al parecer, ocurrió otra gran odisea.
Posteriormente fue abatido en un monte próximo a la Pola del Pino. Quien relata esto, siendo un infante, ha tenido la oportunidad de pernoctar en aquella cabaña al ser cedida la finca por la familia de Vicente para segar, esparcer y amontonar la hierba.
Vicente pasó sus últimos años en Collanzo con su cuñada Josefa (viuda). Ha sido un sufridor, mártir por los castigos impuestos ha que fue sometido. Es lo que siempre se ha oído.
Valdevenero está a 2 Km de Collanzo aproximadamente, cerca de Entrepeñas. Es un rincón hermoso a la orilla de la carretera, casería de la parroquia de Santibañez de la Fuente, hórreo incluido, establos, fincas.
Según se expresa en el Diccionario Geográfico de Asturias- La Nueva España, hubo una malatería que ya se cita en 1.289 en el testamento de Pedro Díaz de Nava y en documentos posteriores.
En 1.782 fue arrendada a particulares por 1.148 reales y por cuatro años. Su capilla se destruyó al paso de la carretera general hacia 1.880.
Hoy es propiedad del vecino de Collanzo Santos Miranda Megido quien la ha trasformado en una hermosisima residencia rural que merece la pena ser visitada.

CASA LA SIDRA, llamada así por la dedicación que esta gran familia tuvo hacia la elaboración de sabrosa sidra en el lagar donde se “mayaban” las manzanas y cuya antigua estructura se conserva actualmente.
Los miembros de esta familia eran Victoria, el marido, sus hijos Isabel, Fulgencio, Fernando, Anita, Eloy, Victorina, Carlinos y Antón.
Disponían en los cuarenta de una amplia pista de baile y en el bajo del edificio un local con despacho de bebidas en el que además actuaban artista, ventrílocuos al estilo televisivo de José Luis Moreno. Familia muy laboriosa y trabajadora, pues no sólo era el trabajo desarrollado en el lagar y pista de baile, sino también la intensa dedicación a la agricultura y ganadería, tanto en Collanzo como en Cuérigo. Además de estas actividades gestionaron una panadería que hoy sigue funcionando, primero por Carlinos hijo de Victorina y la colaboración de su esposa e hijos. Hoy están a su cargo los hijos de Antón.
Una familia que fue obligada a abandonar su domicilio de casa Felicidad, albergarse en la “cochera” de al lado, usada después como almacén por Jesús el ferretero, familia que fue acogida y albergada en la Casa la Sidra, y que la formaban padre, madre y cuatro hijos. Era un día en plena guerra llamado “día de la desbandada”, osea, la fuga desde San Isidro y limítrofes por parte de los derrotados con uniformes de color “salmón rosso” perseguidos por los vencedores uniformados con el color del “tiburón blau”. Uno de ellos, se supone que se trataba de los vencidos, entra violentamente en la Casa la Sidra, rodeado de munición, pregunta nervioso por Alfredo el del camión que se hallaba arriba, durmiendo en una habitación cuya ventana daba ala parte de atrás próxima a la cuadra. Sigue hoy en la misma posición, aunque modificada.
Sus palabras fueron más o menos estas: “que venga inmediatamente, pues tiene que llevarme en su coche para estrellarnos en Gijón”. Ante la respuesta dadas por la familia Casa la Sidra, pregunta por la esposa e hijos que previamente habían sido escondidos sin que él lo viese, se contaba después que el más pequeño fue cubierto y tapado con su ropa por Isabel ¿Alguien adivina quién era “esti guajucu”?. El padre advertido, salta por la ventana, huye hacia Santibañez siendo recibido por “María Benino” que lo ocultó en el pajar en compañía de D. Pablo, el cura párroco.
Días más tarde fue recogida toda la familia, atendida expendida y cariñosamente por los María Benino.
Nota- El camión y el “chebrolet” coche con los que trabajaba Alfredo fueron “requisados”- los vehículos estaban dentro de un local propiedad de D. Luis frente al almacén de vino Heliodoro.
El fugitivo parece ser se suicidó cerca de Piñeres ¿Motivos por los que se hacían estos “requisos”, represalias y persecuciones?
En algunos casos como éste no era por ideologías, más bien cabe sospechar que sería por ignorancia, locura e incluso porque no permitirían que una familia viviese cómodamente en tiempos anteriores a la contienda, aunque haya sido con trabajo, sudor y sacrificio de familias enteras.
Somos humanos, cometemos errores, pero con el perdón todo se olvida, la vida sigue su camino normal, aunque se echen de menos unos y otros que ya no están aquí.

!Aúpa la Casa La Sidra!

!Aúpa la familia María Benino!

!Aúpa todos los vecinos, sin excepción, de Santibañez, La Fuente, Collazo, Cuérigo!

Y un recuerdo para todos los que ya no están con nosotros.

Farmacia Collanzo, creo que la primera titular de esta farmacia fue Doña María, instalada en la casa edificada frente a la panadería de Arturo, limitando por una parte con el camino del cuartel, la posterior con la pista Casa la Sidra y la otra adherida a la amplísima finca de Luciano Miranda, en la que había una bolera protagonista de interesantes campeonatos, aunque algunos participantes habíamos de abandonar este deporte porque siempre derribábamos el primer bolo de la fila a cuyo lado se situaba el “boliche”, lo cual significaba la eliminación inmediata.
El edificio de la farmacia ha sido derribado y sustituido por el actual, propiedad de Jesús el de Encarnacion,hermano de Pepe, Julia, Marcelino, María… El marido de Doña María se llamaba Antonio y sus hijos Charo, Toñito ( misionero en Iberoaméríca) Guiller, José Luis . De Collanzo se fueron a Cabañaquinta y de aquí al Brasil.
Toñito y Guiller iban a jugar al patio de la casa de enfrente, edificio en el que también estaba la panadería de Arturo y en el que vivía Josefa la de Alfredo, adosado también a la casa de Nazarena y hoy desaparecido.
Un día el tren del vasco atropella un caballo que pastaba a la orilla del carril muy cerca del túnel de Entrepeñas. Sus canes son provechadas por Josefa, quien elaboro uno embutidos que son colgados y ahumados en el desván de su casa. Toñito y Guiller visitan a menudo este domicilio donde practican juegos infantiles con el último “guaje o güerria ” de Josefa, Fedín o Cucu, el cual los lleva al desván a jugar; más he aquí que un día a Cucu se le ocurre ofrecer algún chorizo tan saboreado por aquellos que no se perdían un día sin ir al desván. Entonces Fredín les hace esta propuesta: “Si queréis chorizos tenéis que traerme monedas y otros alimentos que importáis de las fincas que poseéis en Extremadura, sobretodo el aceite de buena calidad que escaseaba y no era posible adquirir por su carestía”. Ha habido suerte, pues traían alguna moneda de “duro” (no interesaban las perrona, la perrina, el rial, ni la peseta) y otras cosas que Cucu aceptaba muy gustosamente hasta que se hartaron del chorizo y se acabó el negocio. Su madre Doña María llegó a enterarse, poco lo calificó de suceso gracioso protagonizado por niños dela post-guerra, especialmente por el interesado y aprovechado “güerria” de Josefa en el año de la “fame” y de “les castañes mayuques acorralaes” por sus dueños y muy difíciles de atrapar.
Sobre el año 1979 o 1980, cuando el negociante infantil de la carne equina estaba destinado en el Alto-Aller, se presentaron Guiller y sus padre desplazados desde el rasil, los cuales pasearon en compañía de Fredín hasta Llamas y ya no se han vuelto a ver jamas.

El segundo farmaceutico era de Caborana, un hijo suyo de nombre Pipo fue salvado por Valentín del poxo en el poxo la Barraca cuando se estaba ahogando. Este suceso tubo lugar un 29 de junio mientras la juventud festejaba el dia de San Pedro en la Macarana de Llanos y entorno.

El siguiente titular de esta histórica farmacia fue José Antonio de la Casona -Cuérigo, colaborando como auxiliar René Baizán.
Hoy es Luciano Antuña el farmacéutico que desarrolla su actividad en un local al lado del Restaurante Tonín.

Nota: La primera farmacia Doña Maria Moreno, su esposo D. Antonio Mateos y los hijos eran oriundos de Trujillo-Cáceres.

Don Santiagón, hay algún dato mas en uno de los antiguos folios , tales como el detalle de cuando le remiti desde Mahón una tarjeta con el castillo donde estuvo recluido junto con un amigo de Santander.
O también el gracioso contenido de una tarjeta que me envió desde Nueva York en las que figura la Estatua de la Libertad, tarjeta que aún conservo. En ella escribe haciendo alusión a Toni el del “ferreteru” al que le dice que está como un porro, una cabra, por haber confundido el color de la estatua.
De Valdevenero-Vicente, ahí se menciona la palabra “moro” que hoy parece ser un insulto a los musulmanes, pero entonces así se les llamaba y a los españoles con gorro color rojizo se les decía “los regulares”. Estos moros o mauritanos vestían unos pantalones color “caqui” enfaldados, o sea con una “culera” que casi les llegaba al suelo.

Sobre los “panaderos” del Corralón-Cuérigo se rumoreaban mucho referente a esta familia, que al parecer tuvo una vida muy complicada, al tener que padecer las carencias de la guerra. Unos decían que un miembro de esta familia había sido acribillado a “balazos” en la presa que desembocaba en el pozo la Barraca y que transcurría por la residencia, casa Leo, casa Avelino el practicante, etc.
Otros decían que había sido abatido en un monte cercano a Cuérigo.

EPÍLOGO

firma
YO

PETRAS ALBAS 4-2-2012

Este YO es un individuo nacido en Collanzo-Aller, piso alto de la casa Felicidad de Manuel el carretero, padres de Manolín, José “el mudu”, Candelas, Clarita, Savelita, Virtudes, Maruja y Celia, piso en el que vivió muchos años después Rita la de Adelaida y Angelín el de Segunda.
Este YO, orgulloso de ser “alto-allerano”, aunque de baja estatura, hoy precisamente cumple 985 meses y 20 días, o sea 29.950 “días” (dejemos los, y los”) nacido el : (0x1)+(3×10)+(9×100)+(1×1000)
Posiblemente a este octogenario, al que es logico, se le deterioren las hormonas, le digan sin ánimo de ofensa:”Oye estás como una cabra Hispánica”, sin embargo este Yo prefiere este calificativo, mejor admitido que el eescuchado alguna vez: “Oye estás como un Caprum visigothum-vandalicum”.

Yo como autor de estas líneas me defino como:
“ El Hippopotomonstrosesquippedaliófolo”= el que tiene fobia a las palabras largas- Fredo- Teofrasto Bombast Von Hoberheir el Nigromántico

Nada tiene que ver con Francisco Abilio Hermenegildo Tódulo Franco Bahamonde, nacido en Ferrol, bautizado y registrado con estos nombres y fallecido el 20-XI-1975- Algunos le llamaban Claudio en lugar de Claudillo.

Esta entrada fue publicada en Historia, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a RECUERDOS DE ANTIGUOS VECINOS DEL PUEBLU -por Alfredo del Pozo -abril 2012

  1. Coloma Fernández dijo:

    Alfredo hermano, prestome mucho y te doy las gracias por haberme hecho sentir la emoción de viajar a mi infancia, a mi juventud, tantas veces compartida contigo; me has transportado con tu relato a mi querida tierra astur, y al recuerdo de sus gentes.
    Y … ya sabes, a estas edades , el contraste de sensaciones que produce la evocación de tiempos pasados, vamos de la risa al llanto sin pausa alguna, será cuestión de neuronas como tú dices.

    Me has hecho comenzar la mañana de un modo mucho más agradable.
    Y siguiendo tu línea , se despide , Palumba; si bien, para tí , siempre seré Colomina, la que desde Madrid, sigue teniéndote a través de los años, el mismo cariño de siempre.

  2. Marta dijo:

    Este comentario va encaminado a preguntar si el Alfredo del Pozo que firma el artículo «RECUERDOS DE ANTIGUOS VECINOS DEL PUEBLU» es el mismo Alfredo del Pozo, Veterinario, que fue profesor de Inglés allá por los años ¿65? en Avilés. Más tarde, vivió en Piedras Blancas. Mi hermano y yo fuimos alumnos suyos y más tarde, muuucho más tarde, lo encontraba con cierta frecuencia en Piedras Blancas y hace varios años que no lo veo. Me gustaría saber de él, de su queridísima mujer… Tenía, creo que eran 4 hijas. Ojalá sea él, porque sería constancia de que conserva una gran lucidez y habilidad para expresarse. Espero tener noticias.

    • TITI dijo:

      hola marta
      efectivamente es el Pozo que tu conoces y si quieres hablar con el te puedo dar el numero de movil
      mi numero es el 650044300
      Le pensaba llamar por otro tema pero aprovecho el momento para comentarselo
      saludos
      Titi

      • Marta dijo:

        muchas gracia Titi, mañana te llamo para que me des su número . Por cierto ¿vive Menche, su mujer? habia estado malita de cáncer de pecho y no sé si me atreveré a preguntarle por miedo a la respuesta. En cuanto tenga su número le llamaré y trataré de verle. Son una familia que me resulta muy querida. Gracias

  3. Jose Alberto Valdes Somohano dijo:

    hola tengo interes en saber si este Sr ALFREDO DEL POZO,en su dia fue profesor de frances en la academia San Jose de Moreda, siendo director D.Clemente Fuertes y entre otros profesores estaban el mismo director antes mencionado y D.Ramon,el citado Alfredo del Pozo contrajo nupcias en Oyanco,barriada de las colominas,con una Sta creo llamada Menchu si mal no recuerdo que creo que no,tengo buenos recuerdos de este Sr y restantes educadores de esa academia,sus enseñanzas y educacion me han servido en mi vida profesional,ruego si alguien me puede aclarar alguna pista sobre este Sr se ponga en contacto con un servidor,quedaria muy agradecido.

  4. santos dijo:

    HOLA
    PUES SI ESE ALFREDO DEL POZO ES EL MISMO
    VIVE EN AVILES TE PUEDO FACILITAR SU NUMERO DE MOVIL 606091165
    YO SOY TITI NUMERO 650 044 300
    COLLANZO
    MI CORREO ES titifanjul@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *