FALLECIMIENTO DE RUBEN MONTES Y FERROTE

En estos días , hemos tenido en nuestros pueblos dos fallecimientos, uno de una persona joven , Ruben , y por ello muy doloroso e inexplicable y otro de una persona mayor, Ferrote, muy popular tanto en Collanzo como en todo el concejo
En ambos casos los actos fúnebres han sido muy respaldados por numerosas personas que han acudido a acompañar a las familias y como despedida.
A través de de esta lineas queremos tener unas palabras de de recuerdo hacia ambos y para ello creemos oportuno reflejar algunas de los pequeños mensajes que fueron leídos.
A FERROTE , MI AMIGU DE LUIS TEJON :
Amigos todos ,¡ buenos días y malos días !
fai un año aproximadamente tando en el texu -Felechosa- dizme Ferrote : “tocayu , ayer soñé que habia muerto y tu me chabes un discursu en la iglesia y yo oyiate y prestabame lo que decías”.
amigo, si muerres antes que yo, ten presente que te dire unes palabres de despedida y aquí toy cumpliendo la palabra.
Despedimos hoy a D. Luis Carballo Velasco, una persona que fue dejando huellay amigos alla por donde paso porque yera un hombre buenu,en el buen sentido de la palabra como dira Machado .
Siempre tendre en la retina los cientos de chistes y a anécdotas, que con su gracia contaba , de tus pasos por la mina , por el arenero d elos Fueyos, con el taxi, y la cantidad de vaqueros que acurrucabas a la vuelta d etus viajes .
solo pnias dos condiciones :¡ con cachusques chenas de cuchu nun montaben nel coche !
-Ay mante , pues emporcare yo muncho, respondía algún .
Igualmente les rutes con la peña gastronómica El Panchon, por les pistes de de castilla,…con el jamon , la tortilla y la bota al hombro.Como íbamos uniformados con niki de rojo intenso, al llegar a un pueblu los rapacinos preguntaban :
Oye¿ vosotros quienes sois?
Tu dabas como respuesta :de la selección española o sino de una orquesta que tocaba por les fiestes del pueblu .
¡Cuántos recuerdos …!
Mira aunque viva cien años , siempre que vuelva por esos lugares me acordare de ti y llorare tu recuerdo .
Yeras muy atopaizu y ocupabes mucho espacio por lo que el vaciu que dejas será muy difícil de rellenar.
Ferrote te vas para siempre, pero igualmente par siempre estarás en el recuerdo y en el corazón de todos los que tuvimos la suerte y honor de conocerte .
Descansa en paz amigo.
Sábado 21 de febrero de 2015
Cuerigo
Luis Tejón Fernández

A LA MEMORIA DE LUIS CARBALLO
Yo conocí a Luis Carballo, allá por los años 1967, en el antiguo bar del “Rizosu”, en Felechosa, donde algunas tardes-noches me sentaba en el “esquenu” de la cocina a ordenar las notas que había obtenido de las gentes de los pueblos que visitaba, y antes de tomar la vía de Moreda hacia casa. Ya me dominaba el que en mi domicilio y en mi círculo familiar denominaban “viciu de los pueblos de Aller”.
Allí en aquella cocina, ya familiar, de la que frecuentemente salía Emilia a atender a los clientes a la barra del bar, conocí al que me ha sido presentado, no como Luis, sino como “Ferrote”. Fue un hombre que me cayó bien desde el primer momento, por varias razones; una de ellas, porque me pareció, con el transcurso de los días y de mis observaciones que me confirmaban la idea del “primer momento”, que no se encontraba entre las gentes que piensan en los obstáculos de cualquier empresa o circunstancia, sino que estaba en el grupo opuesto: en el de las gentes que piensan en las facilidades para vencer esos obstáculos.
Además la prudencia en la conversación es otra virtud digna de tener en cuenta a la hora de catalogar. No se puede decir que haya ningún triunfalismo en sus relatos simples y sencillos, sobre sus triunfales tournèes por Sudamérica.
Hemos sido amigos. Es curioso cómo la jovialidad de las personas lleva a hacernos desear sus amistad. Bueno, pues, con el tiempo he ido dándome cuenta de que Ferrote era una persona sobresaliente, y en especial en el conglomerado allerano del Alto Aller, debido a su inteligencia, a su cultura adquirida a golpe de movimientos migratorios, en un principio, y en carreras de taxi, ya en su segunda etapa en Felechosa. Hay que añadir prudencia y don de gentes.
Cuando coincidía con él en mis correrías por los pueblos por los que andaba en busca de información, como corresponsal, para mi periódico REGIÓN, me admiraba oírle conversar con otras gentes; lucía su conversación. Me enorgullecí de contarme entre sus amistades.
Descanse en paz el buen hombre y el buen amigo. En verdad, en mi memoria queda como un ejemplo de amistad y bonhomía.

Guillermo Fernández Lorenzo
Moreda, 21 de febrero de 2015.

 PALABRAS DEDICADAS A   RUBEN

Escrita por Claudia Rojo Fernández:

Un escritor francés dijo: la muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo.
Siempre fuiste experto en hacer sentir mil cosas a la vez, eras un picotero, que siempre sabias como hacer de rabiar, supongo que era porque nos conocías bien, nos rabiabas y al minuto siempre estabas con tu ‘veenga no te enfades home’ y ya esa sonrisa tuya, que no permitía mantener el enfado mucho tiempo. Por buscar un ejemplo sencillo, diría que nuestra amistad es como un vaso de agua, el cual fuimos llenando desde que éramos apenas unos enanos que jugaban a Fuga en la plaza, hasta nuestros primeras noches en Felechosa, la esquina de Collanzo donde cada sábado ahí estábamos todos, llenando el vaso,todas tus sonrisas, todos tus abrazos, tus bromas, todos las aventuras con los guajes, las charlas internas, la complicidad, la confianza que fuiste otorgándonos a cada uno de nosotros, dándonos la suerte de conocerte, para poder afrontar hoy esto. El vaso esta medio lleno, solo medio, nos has dejado un hueco inmenso que no podremos llenar nunca, quedaba muchísimo espacio, para muchísimo tiempo mas, todas las gotas, todos los recuerdos, se desparraman, caen un 12 de febrero, e intentamos estar enteros, recuperar lo bueno, a veces auto convenciéndonos de que no puede estar pasando, y por desgracia si, y solo nos queda una mitad de vaso, consolarnos con haber sido una de las personas que formo parte de tu vida, y haber tenido la suerte de contar con alguien como tú en la nuestra. Isabel Allende dijo que la muerte no existe, la gente sólo muere cuando la olvidan; si puedes recordarles, siempre estarán contigo. Sobra decirlo, hoy nos despedimos de ti, pero no te decimos adiós, adiós significa irse, irse olvidar, y nosotros nunca lo haremos, y siempre estaras a nuestro lado, en cada campo de futbol, cada rincón de tu casa, de las nuestras, de Collanzo, de Cabaña, Santi, y sin duda tienes parcela en nuestros corazones, hoy y siempre, te queremos Rubenin.

 Escrita por Isa Fernández Castañón:

Volveremos a subir la cuesta de Santibañez todos juntos, no precisamente para ir al colegio como en esa época en la que no existían preocupaciones. No iremos cargados de maletas, libros e ilusión por aprender, ahora llevamos a cuestas kilos de dolor, impotencia y lágrimas. Ya no saltaremos al cementerio a escondidas de los «maestros» a rescatar el balón que azotaste de una patada cuando jugábamos en el recreo, ahora entramos por la puerta grande, como los mayores!!!, a dejar un pedazo de nosotros… Quién nos lo iba a decir Rubenín
En la memoria de todos quedan millones de recuerdos, unos de hace tiempo, otros recientes, pero todos tienen en común una cosa…todos llevan Tú sonrisa! Siempre tan hablador y sonriente. Imposible decirte adiós…
Ahora todos estamos aquí, arropando a tu familia, rotos de dolor y esa cuesta que nos vio crecer se hace más dura y pendiente… Y se sube para aprender una lección, esta vez no es de conocimiento del medio, ni de matemáticas, ni le lengua, ahora la lección que toca aprender es la más dura de todas… Tener que decirte hasta luego…
Allí donde estés acuérdate de nosotros, aquí abajo tus amigos no te olvidan.

 

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *