Nuestros ríos

Autor: César Castañón

 Sin duda uno de los recursos naturales mas apreciados del Alto Aller son sus ríos; sus aguas cristalinas provenientes de los valles de San Isidro y Vegarada, dan vida a la trucha fario, siendo sus cotos de pesca de Felechosa (San Isidro) y de Collanzo (Aller), los más codiciados por los pescadores de dentro y de afuera de Asturias, principalmente este último, el de Collanzo, que ha pasado ha ser el primero en cuanto al número de solicitudes.

La trucha fario

El rey de los ríos en estas aguas es la trucha fario.

Antaño nos visitaban también los salmones, pero la forma de ver las cosas por las administraciones de antes, permitieron que se construyesen presas y aprovechamientos hidráulicos, que cerraron el paso de este apreciado pez. Hoy día parece que la sensatez ha llegado de nuevo y se están haciendo esfuerzos para demostrar que los aprovechamientos hidráulicos y la vida en sus aguas son totalmente compatibles y que únicamente hay que saber racionalizarlos. Esperemos que en los próximos años podamos ver los salmones, reos y anguilas remontando en estas aguas.

Desde hace bastante años existe en Aller una asociación de pescadores denominada El Maravayu, la cual se ha esforzado en repoblar los ríos Alleranos con trucha autóctona proveniente del mismo río, siendo este el motivo por el cual, tanto en las zonas libres, que son muchas, como en los dos cotos de pesca existentes, se pueda disfrutar del bonito deporte de la pesca.

Los ríos

Los ríos principales del Alto Aller son el de San Isidro, que nace en el puerto del mismo nombre y que pasando por los pueblos de Felechosa, El Pino, La Pola y Llanos, llega a Collanzo, donde se une con el segundo río en importancia, el rio Aller, que nace en el puerto de Vegarada, y pasa por los pueblos de Rioaller, Casomera y Llamas, antes de llegar a la unión de los dos valles.

El río San Isidro es un río claro, más silíceo por la gran cantidad de roca cuarcítica que arrastra desde la parte alta del valle.

 

El río Aller en cambio es más oscuro y son las pizarras las que le confieren este tono; siendo sus aguas más frías y menos caudalosas que el de San Isidro.

 Aller en les foces


Río Aller en Llamas

Sin duda la vida que se guarda en estos ríos es debida a los múltiples afluentes que tienen, que permiten a la trucha tener zonas donde reproducirse durante los meses de diciembre y enero.

El río Valmartin, que recorre las famosas Foces de El Pino y en donde la asociación de pescadores El Maravayu tiene su centro de alevinaje, es uno de los más importantes.

Río Valmartín en les Foces de El Pino

Río Valmartin

El Maravayu

El maravayu es el nombre de un invertebrado de color amarillo, que hace su casa tubular con pequeñas piedras y que vive debajo de las rocas del río. Este curioso nombre fue el que un día varios pescadores de la zona, encabezados por el fundador, Eduardo (q.p.e.), decidieron crear la asociación de pescadores.

Sus instalaciones se encuentran en Molín Peón, un antiguo molino que se encuentra en el río Valmartín, cerca del pueblo de El Pino. Esta instalación está siendo reformada y ampliada todos los años con el esfuerzo de unos pocos y las pocas ayudas de las administraciones.

El proceso se basa en desovar las truchas del mismo río o ríos cercanos en los meses de diciembre y enero y culminar el proceso de cría de los alevines en las instalaciones de el Maravayu.

  

 Cuando los alevines tengan unos centímetros serán llevados a los ríos del concejo para ayudar de está forma a que en los años en que no han tenido un desove natural suficiente, debido principalmente a las riadas, esto permita el mantenimiento de la trucha fario.

 La pesca

Para los amantes de la pesca existen muchas zonas donde pescar, tanto libres como cotos, aunque estos últimos son muy difíciles de disfrutar, teniendo en cuenta que existe un sortero de reparto de cotos anual que hace la administración del Principado de Asturias y dado que estos cotos, principalmente el de Collanzo, son los preferidos por la gran mayoría, se necesita tener suerte para poder tener un día al año para disfrutarlo.

Tanto la cola de rata, como la cucharilla o la mosca a la Allerana, sin olvidarnos del cebo, son posibles en estos ríos.

Para los que lo conocen saben de sobra que hay días que vas para casa sin estrenarte y diciendo que el río está acabado y posiblemente el día siguiente tienes otro completamente distinto donde disfrutas de lo lindo.

Truchas del río Aller

Disfruta de la pesca en nuestros ríos y llévate para casa dos o tres para saborearlas, las demás déjalas en el río para que la próxima vez que vengas puedas pasarlo bien de nuevo.

Estos últimos años se han pescado salmones de gran tamaño, uno de esos, que batió el record de los últimos 40 años, fue pescado por José Antonio Lillo, socio del Maravayu; el salmón pesó 13.4 Kg. y fue pescado en el coto Juan Castaño, en el río Narcea.

Esta entrada fue publicada en Rios. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *